lunes, 4 de agosto de 2008

POEMAS DE TRABAJO

POEMAS DE TRABAJO para la realizacion de una composicion conceptual espacial para los estudiantes de Proyecto III.1. LA CITA./././.Delmira Agustini.
En tu alcoba techada de ensueños, haz derrochede flores y de luces de espíritu; mi almacalzada de silencio y vestida de calma,irá a tí por la senda más negra esta noche.Apaga las bujías para ver cosas bellas;cierra todas las puertas para entrar la ilusión;arranca del misterio un manojo de estrellasY enflora como un vaso triunfal tu corazón.¡Y esperarás sonriendo, y esperarás llorando!...cuando llegue mi alma, tal ves reces pensandoque el cielo dulcemente se derrama en tu pecho...Para él, amor divino, ten un diván de calmao con el lirio místico que es su arma, mi almaApagará una a una las rosas de tu lecho!
2. MOSCAS././././
Vosotras, las familiares, inevitables golosas, vosotras, moscas vulgares, me evocáis todas las cosas. ¡Oh, viejas moscas voraces como abejas en abril, viejas moscas pertinaces sobre mi calva infantil! ¡Moscas del primer hastío en el salón familiar, las claras tardes de estío en que yo empecé a soñar! Y en la aborrecida escuela, raudas moscas divertidas, perseguidas por amor de lo que vuela, -que todo es volar-, sonoras rebotando en los cristales en los días otoñales... Moscas de todas las horas, de infancia y adolescencia, de mi juventud dorada; de esta segunda inocencia, que da en no creer en nada, de siempre... Moscas vulgares, que de puro familiares no tendréis digno cantor:


3. A LA ESPERA DE LA OSCURIDAD............Alejandra Pizarnik.

Es instante que no se olvida,Tan vacío devuelto por las sombras,Tan vacío rechazado por los relojes,Ese pobre instante adoptado por mi ternura,Desnudo desnudo de sangre de alas,Sin ojos para recordar angustias de antaño,Sin labios para recoger el zumo de las violenciasperdidas en el canto de los helados campanarios.Ampáralo niña ciega de alma,Ponle tus cabellos escarchados por el fuego;Abrázalo pequeña estatua de terror.Señálale el mundo convulsionado a tus pies,A tus pies donde mueren las golondrinasTiritantes de pavor frente al futuro.Dile que los suspiros del marHumedecen las únicas palabrasPor las que vale vivir..
Pero ese instante sudoroso de nada,Acurrucado en la cueva del destinoSin manos para decir nunca,Sin manos para regalar mariposasA los niños muertos.